Funciones de la Cámara Legislativa

El Parlamento de Navarra representa al pueblo navarro que lo elige y aprueba las leyes que han de regir en Navarra sobre las competencias que ostenta como Comunidad Foral. También aprueba cada año los Presupuestos Generales de Navarra, así como las Cuentas que rinde la Diputación Foral o Gobierno de Navarra sobre la ejecución y gasto realizado por la Administración Foral de los créditos autorizados por el Parlamento.

Finalmente, el Parlamento elige al Presidente del Gobierno de Navarra y ejerce la labor de impulso y control de las actuaciones del Gobierno de Navarra.

La Función Representativa del Parlamento de Navarra

El Parlamento de Navarra representa al pueblo navarro. La decisiones del Parlamento son expresión de la voluntad del pueblo navarro, el cual a través de sus representantes participa en las cuestiones políticas que le afectan. Así pues, en los debates y votaciones, los miembros del Parlamento reflejan el sentir de sus electores, que son los titulares de la soberanía, y en cuyo nombre desempeñan las funciones que tienen encomendadas.

Cada cuatro años, por sufragio universal (es decir con participación de los navarros mayores de dieciocho años incluidos en el censo electoral) y mediante convocatoria electoral, se eligen los cincuenta parlamentarios que integrarán el Parlamento de Navarra.

subir

El Poder Legislativo

En el tradicional sistema de reparto y equilibrio de poderes -legislativo, ejecutivo y judicial- de las sociedades democráticas, al Parlamento se le otorga la potestad de aprobar las leyes que han de regir una comunidad, de ahí que la institución reciba indistintamente la denominación de Cámara legislativa. En el ámbito de la Comunidad Foral está función corresponde al Parlamento de Navarra que concede el rango de leyes forales -que es como se denominan las normas que aprueba- a los textos que regulan las materias en las que Navarra tiene competencia.

El Parlamento puede delegar la potestad legislativa en la Diputación Foral para materias concretas y por un plazo de tiempo determinado. En ningún caso la delegación afecta a leyes que requieran expresamente la mayoría absoluta para su aprobación.

Para que un asunto pueda llegar a ser regulado por una ley es preciso que la iniciativa parta del Gobierno de Navarra, mediante la presentación de un proyecto de Ley foral al Parlamento, o bien a través de proposiciones de Ley foral que pueden presentar los Parlamentarios forales y los Ayuntamientos de Navarra que representen un tercio del número de municipios de una Merindad y un cincuenta por ciento de su población de derecho. Asimismo pueden presentar iniciativas en el Parlamento los ciudadanos navarros, siempre que se reúnan una serie de requisitos y la propuesta cuente con el respaldo de siete mil firmas.

Desde el momento que un texto llega al Parlamento, existe un procedimiento para su tramitación con una serie de fases que deberá superar antes de convertirse en ley.

En un primer momento, la Mesa y la Junta de Portavoces deciden sobre la admisión a trámite del proyecto o de la proposición de ley, determinan la Comisión parlamentaria que habrá de estudiarlo y ordenan su publicación en el Boletín Oficial del Parlamento para el conocimiento de todos los parlamentarios. A partir de su publicación se establece un plazo mínimo de quince días (salvo en los procedimientos de urgencia y especiales, en los que se varía la duración de los plazos) para que los Grupos Parlamentarios y los Parlamentarios a título individual presenten enmiendas y modificaciones al proyecto; las enmiendas también pueden afectar a la totalidad del texto con la propuesta de un proyecto alternativo o simplemente para devolverlo al Gobierno.
Las enmiendas se publican también en el Boletín Oficial de la Cámara.

Si se presenta una enmienda a la totalidad de un proyecto, ésta se debate en el Pleno del Parlamento. En el supuesto de resultar aprobada una enmienda a la totalidad el proyecto se considera rechazado y el Presidente del Parlamento se lo comunica al del Gobierno de Navarra; en caso contrario, el proyecto sigue el trámite parlamentario, y, junto con las enmiendas, se debate en la Comisión. Esta elabora un dictamen que posteriormente debate y aprueba o rechaza el Pleno de la Cámara. El Presidente del Parlamento remite el texto definitivo de la Ley Foral al
Presidente del Gobierno para su promulgación, en nombre del Rey, y su publicación en el Boletín Oficial de Navarra y en el del Estado.

Cómo se hace una Ley. Procedimiento para la tramitación de una Ley en el Parlamento:

subir

La Función Económico-Financiera del Parlamento de Navarra

Los Presupuestos Generales de Navarra, ley en la que se determinan los gastos de la Administración Foral y los ingresos para su mantenimiento, han de ser aprobados por el Parlamento. En esta función reside una de las principales intervenciones del Parlamento en la dirección política y administrativa de la comunidad. Los Presupuestos constituyen el instrumento necesario para la acción de gobierno, y su autorización corresponde únicamente al Parlamento.

El Amejoramiento del Fuero atribuye al Gobierno de Navarra la iniciativa para la elaboración de los Presupuestos y su presentación ante el Parlamento. Este proyecto recibe un trato preferencial en su tramitación, para la que se elaboran unas normas específicas reguladoras de su debate.

El Gobierno, por otra parte, al final de cada ejercicio rinde cuentas sobre su actividad económica y sobre la ejecución de los presupuestos ante el Parlamento mediante la presentación de las Cuentas Generales. Antes de su aprobación mediante una Ley Foral, las Cuentas se someten al examen y censura de la Cámara de Comptos, órgano técnico fiscalizador dependiente del Parlamento. 

subir

La Función de Control, Impulso y Dirección Política.

El Presidente del Gobierno es elegido por el Parlamento en la sesión de investidura, en la que el candidato expone su programa de gobierno, y una vez elegido es nombrado por el Rey. Para resultar investido Presidente, el candidato deberá, en primera votación, obtener mayoría absoluta (la mitad más uno de los cincuenta parlamentarios). De no obtenerla, se procederá a una segunda votación veinticuatro horas después de la anterior, y la confianza se entenderá otorgada al candidato si obtuviera mayoría simple (más votos a favor que en contra) en esta segunda votación. Caso de no conseguirse esta mayoría, el candidato quedará rechazado y se tramitarán las sucesivas propuestas de candidato en la forma prevista anteriormente. Si transcurrido el plazo de 30 días naturales a partir de la primera votación ningún candidato hubiera sido elegido, el Parlamento quedará disuelto, convocándose de inmediato nuevas elecciones. El mandato del nuevo Parlamento durará, en todo caso, hasta la fecha en que hubiere concluido el del primero.

El Presidente del Gobierno de Navarra podrá acordar la disolución del Parlamento y convocar nuevas elecciones con anticipación al término natural de la legislatura, con las siguientes excepciones: durante el primer período de sesiones, o cuando reste menos de un año para la terminación de legislatura, o cuando se encuentre en tramitación una moción censura, o cuando se encuentre convocado un proceso electoral estatal, tampoco antes de que transcurra el plazo de un año desde la última disolución por este procedimiento. En tal caso, el nuevo Parlamento que resulte de la convocatoria electoral, tendrá un mandato limitado por el término natural de la legislatura originaria.

La acción del Gobierno de Navarra ha de contar siempre con el respaldo del Parlamento que le ha elegido. Para ello, además de la aprobación de las leyes que el Gobierno promueve para regular materias que afectan al interés general de los navarros, el Parlamento cuenta con instrumentos de control de las actividades del ejecutivo, con el fin de intervenir en su elaboración y desarrollo.

El Parlamento puede recabar del Gobierno la información necesaria para el ejercicio de sus funciones, así como solicitar la presencia de los Consejeros ante los órganos de la Cámara para formularles preguntas, interpelaciones o simplemente con el fin de recibir información directa sobre cuestiones de actualidad relativa a la actividad de los departamentos de la Administración.

El Parlamento cuenta, además, con dos mecanismos para controlar la acción del Gobierno, que a la vez le permiten intervenir en la dirección política de la Comunidad, bien mediante el apoyo a un candidato a la Presidencia del Gobierno y a un programa, es el caso de la moción de censura, o bien con el refrendo al programa de actuación en el supuesto de la cuestión de confianza, que suponen en su caso la sustitución del Gobierno. 

subir

Otras Funciones del Parlamento de Navarra

El Parlamento de Navarra, además:

* Está legitimado para promover recursos de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional.
* Elige al Senador que corresponde a Navarra como Comunidad Foral.
* Elige al Presidente de la Cámara de Comptos de Navarra.
* Debe ser informado por el Gobierno de Navarra, qué es a quién corresponde velar por la defensa de la integridad del régimen foral de Navarra, de cualquier contrafuero que pudiera producirse.
* Decide sobre la autorización a la Diputación Foral para emitir deuda, constituir avales y contraer crédito.
* Debe pronunciarse con carácter previo a la formalización de los Convenios entre la Diputación Foral y el Estado, y entre la Diputación Foral y las Comunidades Autónomas.
* Debe autorizar a la Diputación Foral para ejercitar la iniciativa para que el Estado transfiera, delegue o atribuya a Navarra otras facultades y competencias no comprendidas en la Ley de Amejoramiento del Fuero.
* Es el órgano foral competente para ejercer la iniciativa para la incorporación de Navarra a la Comunidad Autónoma del País Vasco, así como para separarse, en su caso, de la misma.
* Puede presentar proposiciones de ley ante las Cortes Generales.

subir

Autonomía y Publicidad

El Parlamento es una institución que cuenta con autonomía, con respecto al resto de las instituciones, de ahí que elabore su Reglamento o normas que regulan su propio funcionamiento interno y apruebe los Presupuestos que anualmente precisa para atender sus necesidades y actividades.

Celebra sus reuniones entre dos períodos de sesiones al año, durante los meses de febrero a junio y de septiembre a diciembre. El Parlamento se reúne en sesiones ordinarias habitualmente de lunes a viernes. También puede excepcionalmente reunirse fuera de los períodos de sesiones en sesiones extraordinarias. El número de sesiones plenarias no puede exceder de dieciséis en un año.

Los trabajos parlamentarios están regidos por los principios de transparencia y publicidad. Las sesiones del Pleno del Parlamento son públicas -salvo casos expresamente indicados en el Reglamento-, y las sesiones de las Comisiones no son públicas, pero está autorizada la asistencia de los representantes de los medios de comunicación social. Así, los ciudadanos navarros pueden conocer directamente a través de lo publicado en los citados medios o de la lectura de las publicaciones oficiales del Parlamento -el Boletín Oficial y el Diario de Sesiones- los acuerdos y las opiniones de los Parlamentarios sobre los asuntos tratados.

Los proyectos, iniciativas y documentos que han de ser debatidos por los diferentes órganos de la Cámara, así como los acuerdos adoptados, se publican en el Boletín Oficial del Parlamento de Navarra. Las intervenciones de los parlamentarios en los debates se reproducen íntegramente en el Diario de Sesiones.

subir