Noiz argitaratua Asteazkena, 2017.eko Uztaila 26

La Presidenta del Parlamento se reúne con representantes de la plataforma Salvemos Montejurra

Ha visitado la planta de lodos de Ázqueta así como las zonas que se verán afectadas por sus trabajos

La Presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez Igarza, se ha reunido este medio día con representantes de la plataforma Salvemos Montejurra-No a los lodos, en la planta que tiene su actividad en Ázqueta. Además se ha acercado hasta el camping de Irache, al Monasterio, a la bodega Quadernavía, y a distintas localidades de la zona que se están viendo afectadas por la actividad de esta planta.

 

Desde la plataforma le han explicado a Aznárez que el proyecto de la planta de gestión de Ázqueta pretende obtener tierras para uso agrícola a partir de la mezcla de lodos “de procedencia no definida y tierras de excavación. Éste no define las medidas correctoras pertinentes, en materia de contaminación ambiental, ni dispone de las instalaciones necesarias para llevar a cabo la actividad con la seguridad que se requiere en este tipo de actividades”, le han explicado.

 

Las repercusiones de la actividad de la planta tienen como consecuencia, según le ha transmitido la representación de la plataforma: “contaminación odorífera; disconfort sonoro; contaminación del agua; polvo; impacto sobre la fauna, hábitat, vegetación y espacios naturales; contaminación del producto; incidencias turísticas y económicas; afección a elementos arqueológicos y patrimonio cultural; impacto visual; incluso peligrosidad de acceso”, han señalado.

 

Por todas estas razones desde el movimiento cívico solicitan una nueva ubicación para este tipo de actividades “tan contaminantes y tan a gran escala, que proteja realmente el entorno y que no influya negativamente en su población, su desarrollo ni en su economía”. Además proponen la modificación, derogación del Decreto Foral 84/1990 por la que se regulan estas actividades, “o la creación de uno nuevo, porque entendemos que no puede servir la misma normativa para una granja, una piscifactoría o una actividad artesanal que para una actividad de semejantes dimensiones y consecuencias medioambientales”. Por último proponen que este tipo de actividades no recaiga en manos de empresas privadas, sino que sea de gestión pública.

 

La Presidenta del Parlamento ha recordado que ya en abril trasladaron en comisión a los grupos la situación de la planta, y les ha transmitido que volverá a trasladar la preocupación de la ciudadanía de la zona, y cómo puede afectar al desarrollo económico. Además se ha comprometido a participar en la marcha que la plataforma emprenderá en septiembre entre la planta de lodos y el Parlamento para exigir su paralización.