Noiz argitaratua Asteazkena, 2017.eko Urtarrila 18

El comité de empresa de BSH traslada a la Presidenta del Parlamento su preocupación por la actitud de la dirección de la empresa

Solicitan el amparo de las instituciones para que actúen de interlocutor con la empresa dada la falta de voluntad de solución que traslada la patronal

 El comité de empresa de BSH, fabricante de electrodomésticos con cerca de 700 empleados en Navarra, se ha reunido hoy con la Presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez Igarza, con al esperanza de que las intermediación de las instituciones pueda poner fin al conflicto que “desgraciadamente tenemos abierto en BSH Esquiroz”, ha explicado el presidente del comité de empresa, Roberto Erro Goñi.

 

 Erro, junto con el resto de delegados sindicales, han explicado a Aznárez, que los motivos por el plante que se aprobó ayer se deben a distintas causas, “el incumplimiento por parte de la dirección del acuerdo de traslado que tenía con los compañeros de Villatuerta. El acuerdo decía claramente que a 1 de enero de 2017 entraban en el convenio vigente en Esquiroz. Sin embargo ahora la empresa les ha dicho que entran en todas las condiciones menos en el salarial, por lo que el 9 de enero iniciaron una huelga”, ha explicado Erro. Esta sería una de las razones por las que y en solidaridad con ellos, la división de frigoríficos de Esquiroz ha aprobado la huelga.

 

 A Erro, le han acompañado en la reunión con la Presidenta del Parlamento, Iñaki Martín del Bao, Juanjo Hermoso de Mendoza San Juan, Roberto Urabayen Avellaneda y Gabriel Álvarez de Eulate. Estos han explicado que otra razón para ir a la huelga ha sido la existencia de “sentencias firmes que han dictado los jueces y esta dirección de BSH  no ha cumplido, además de una retirada unilateral del concepto del plus de toxicidad, penosidad y peligrosidad que estamos cobrando desde hace años, y que en noviembre se quitó de la nómina. Hablamos de cantidades que oscilan entre el 2,3% y 3,8% dependiendo de los trabajadores”, ha explicado el presidente del comité.

 

 Los delegados sindicales le han trasladado a Aznárez su preocupación porque estos incumplimientos estén detrás de la negociación del convenio, con el objetivo de hacerlo menos favorable para el conjunto de la plantilla. “Ya ni siquiera estamos hablando de la negociación del convenio, sino que exigimos que cumplan lo que los tribunales han dictado, y que paguen los conceptos que estaban pagando hasta noviembre”, han señalado.

 

 Además de la reunión con la Presidenta de la Cámara legislativa foral, está previsto que comparezcan en la comisión de Desarrollo Económico, así como mantener reuniones con Trabajo, y Vicepresidencia del Gobierno, “si hay voluntad por parte de la empresa esto se soluciona rápido, en media hora. Lo preocupante es que hasta ahora los conflictos laborales en esta empresa no se han solucionado con el diálogo, sino que han acabado en el juzgado y luego no los cumplen. Por eso acudimos a las instituciones, para que hagan de interlocutores”, han pedido.