Noiz argitaratua Asteartea, 2014.eko Azaroa 25

El Parlamento prorroga por tercera vez los Presupuestos Generales de 2012

Tras la aprobación de la enmienda a la totalidad sostenida por Socialistas, Bildu, Aralar-Nabai, I-E y los no adscritos al proyecto de Ley Foral de PGN para 2015

El Pleno del Parlamento ha aprobado hoy, con los votos a favor de SN, Bildu, Aralar-Nabai, I-E y los no adscritos y los votos en contra de UPN y PPN, la enmienda a la totalidad sostenida por SN, Bildu, Aralar-Nabai, Izquierda-Ezkerra y los no adscritos al Proyecto de Ley Foral de Presupuestos Generales de Navarra para el ejercicio 2015.

La devolución al Gobierno del proyecto de Ley, consumada tras la votación de la enmienda a la totalidad de Bildu y Aralar-Nabai, la primera de las cuatro registradas (no ha hecho falta votar las de SN, I-E y los no adscritos), significa la tercera prórroga de los Presupuestos Generales de 2012, cifrados en 3.711 millones, 84 menos de los que el Gobierno proyectaba para 2015 (3.797.258.293 euros).

El Proyecto de Ley Foral de Presupuestos Generales de Navarra para el ejercicio 2015, cifrado en 3.797.258.293 euros, de los que 3.417.853.385 corresponden al gasto no financiero (departamentos del Gobierno de Navarra, Parlamento de Navarra y Consejo de Navarra) y el resto, 379.404.908 euros, al gasto financiero, fue admitido a trámite el 3 de noviembre y publicado en el Boletín Oficial del Parlamento un día después.

La enmienda a la totalidad de Socialistas de Navarra descansa sobre la convicción de que el proyecto de Presupuestos para 2015 se mantiene atado a la inercia de “recortes en educación, sanidad y servicios sociales y adolece de instrumentos que estimulen la actividad económica y la creación de empleo”.

Entienden que todo ello es producto de una política de ingresos “errática”, tanto en lo relativo a las fuentes de “recaudación” como a la “lucha contra el fraude fiscal y a los temas objeto de negociación con el Gobierno”. A este respecto y pese al “agravamiento” de la situación, se echa en falta “mayor ambición en lo tocante al objetivo del déficit, el nivel de endeudamiento y los ajustes en la recaudación del IVA”.

El grupo socialista sostiene que se trata de un presupuesto que traslada “resignación e inacción”, síntoma del “agotamiento” de un Gobierno “obsesionado con el déficit, interesado en el retroceso de los niveles de bienestar y derechos ciudadanos y partidario del rechazo para seguir yendo de víctima”.

En ese sentido, concluyen que los presupuestos prorrogados de 2012 son “sustancialmente mejores” que el proyecto diseñado desde el Ejecutivo para 2015, que “por no servir no sirve ni para aplacar el afán litigador y el menosprecio del Gobierno del PP”.

Bildu y Aralar-Nabai, por su parte, constatan que con el Proyecto trasladado al Parlamento el Gobierno de Navarra “perpetúa la política de recortes, acentúa el deterioro de los servicios y prestaciones públicas, y cronifica la debilidad económica y social, todo sobre la base de un diseño fiscal UPN-PSN que no hace sino validar los pactos con el Estado en la definición del techo de gasto”.

Al hilo de lo apuntado y tras dejar constancia de la “irresponsabilidad y la falta de rigor” del Ejecutivo en relación a unas Cuentas “miméticas” respecto a las de los dos ejercicios anteriores, se censura la “desforalización” de Navarra, se recuerda la desaparición de la CAN en cuanto “instrumento para atender las necesidades de financiación de nuestra economía” y se advierte sobre la “falta de capacidad práctica de inversión, tal y como pone de relieve Comptos en el informe de fiscalización de las Cuentas Generales de Navarra de 2013”.

Por todo ello y sin dar valor a los datos macroeconómicos que apuntan a “una cierta recuperación que “no se corresponde con la realidad económica y social” de la Comunidad, Bildu y Aralar-Nabai muestran su “compromiso con una política presupuestaria y fiscal que profundice en la justicia social, en la redistribución de la riqueza y en la financiación necesaria para unos servicios públicos de calidad”.

Izquierda-Ezkerra afirma que el proyecto de presupuestos presentado por el Ejecutivo “trae, con las únicas excepciones del TAV y el Canal de Navarra, un desplome de la inversión pública (52% respecto a 2010) que se traducirá en más crisis y más paro”. Los recortes aplicados en ese mismo período en Educación (14,%) y Salud (10%), cifrados en 94 y 102 millones, respectivamente, ilustran la “única receta del Gobierno para controlar el déficit”.

I-E echa en falta también una reforma fiscal tendente a equilibrar las bases de un sistema impositivo que, en aras a “preservar los beneficios empresariales, sigue descansando sobre las rentas del trabajo (IRPF), que representan el 83,94% de la recaudación, frente al 15,58% (impuesto de Sociedades) de las rentas del capital”.

I-E considera que, con una economía “entre el estancamiento y una insuficiente recuperación, la depresiva política presupuestaria del Gobierno de Navarra no contribuirá ni a la reactivación económica ni a la creación de empleo. La única receta para controlar el déficit sigue siendo la del recorte del gasto, la inversión y los servicios públicos”.

En la misma línea, los parlamentarios no adscritos ponen de nuevo en solfa la “credibilidad” de las previsiones gubernamentales y su “adecuación” a la actual coyuntura. Se trata, en suma, de unos presupuestos de “circunstancias” que descansan sobre “el cumplimiento de los objetivos del déficit y unas previsiones de ingresos vinculadas a una reforma fiscal que no compartimos”.

Por eso y por la “ausencia de las condiciones necesarias de confianza política”, los no adscritos arguyen que “en este momento concreto” resulta “más adecuada la prórroga presupuestaria”.

La Consejera de Economía Hacienda, Industria y Empleo, Lourdes Goicoechea, ha defendido, por el contrario, que el proyecto de Presupuestos Generales de Navarra para 2015 se rige por “criterios de equilibrio” tendentes al “mantenimiento y la mejora de los servicios públicos y al fomento de la actividad económica”.

A ese respecto, Goicoechea ha destacado el peso de Salud, Educación y Política Social en el conjunto de unas Cuentas que “destinan el 51,7% del gasto no financiero a esas áreas y otro 40,5% a la promoción industrial y a la generación de empleo y riqueza a través del impulso de la actividad económica, el segundo eje sobre el que descansa este Proyecto”.

Goicoechea, que ha reconocido que “todavía es pronto para hablar de una recuperación fuerte y sostenida”, ha resaltado el “crecimiento continuado, con creación neta de empleo, experimentado en los últimos cinco trimestres, la notable reducción del déficit público y el aumento de la habilitación crediticia de Navarra. Aunque aún no es percibida por los ciudadanos, la mejora económica existe y se notará”.

www.parlamento-navarra.es
• Publicación del proyecto de Ley Foral (BOPN, n.º 119, de 04-11-2014)