Publicada el Donnerstag, 8 de Februar de 2018

El Gobierno de Navarra pone en valor los avances realizados en el primer ciclo de educación infantil

En respuesta a una interpelación del PPN, la Consejera Solana expresa que se está trabajando para garantizar el acceso en igualdad.

La consejera de Educación del Gobierno de Navarra, María Solana, ha afirmado que el trabajo realizado hasta ahora en el primer ciclo de educación infantil se ha centrado en "garantizar la admisión y el acceso en igualdad".

 

Solana, que ha respondido a una interpelación del PPN en el Pleno de Control del Parlamento, ha explicado que el Gobierno foral sigue trabajando para lograr la universalización y la gratuidad del sistema educativo en el primer ciclo de educación infantil, tal y como se acordó en el Acuerdo Programático.

 

La consejera ha relatado el trabajo realizado hasta ahora, e incide en que “la dirección que se está siguiendo es la marcada y acordada”. Ha explicado que se realizó un análisis como punto de partida, y que desde ahí se planificaron las acciones a desarrollar para cumplir con el compromiso del acuerdo.

 

Solana ha expresado que para “garantizar el acceso en igualdad” se han realizado varias modificaciones en materia de tarifas y admisión. Como ejemplo, ha explicado que se han modificado las tarifas beneficiando a las familias que tienen menos ingresos, y que por primera vez se diferencian las familias biparentales y monoparentales, para poder así equiparar las diferencias que puedan existir entre ambas unidades familiares.

 

Ha explicado que se ha garantizado el acceso directo al apoyo para niños y niñas con necesidades educativas especiales. Para ello, se han incrementado de 38 a 46 los educadores para alumnos y alumnas con necesidades educativas específicas, además de la exención de tarifas para estos procedentes de familias con problemas económicos.

 

Pone en valor la modificación de las ratios, ya que esto supone que haya menos alumnos y alumnas en cada grupo, y así “mejora la atención del alumnado”.

 

Solana ha informado sobre las modificaciones realizadas para ayudar a los ayuntamientos en la financiación de las escuelas infantiles. Por ejemplo, los ayuntamientos con una sola unidad y que no llegan a 6 alumnos o alumnas pueden mantener su escuela abierta, y en estos casos el aporta un %15 en vez del %25. Además, ha informado que el Departamento de Educación está trabajando con la administración local y con la Federación de Municipios y Concejos, para que se puedan firmar protocolos con los ayuntamientos que todavía no han acabado de crear escuelas infantiles que cumplan con la normativa.

 

Javier García (A.P.F. PPN) reconoce que ha habido modificaciones pero que “la gratuidad y la universalización del sistema educativo en este ciclo están muy lejos”. Subraya que “no se cumple lo prometido”, ya que “si analizamos las tarifas de las escuelas infantiles son menos las personas que se benefician en la declaración de la renta de la tasa de tarifas”.

 

Ha subrayado que en muchas zonas rurales, como por ejemplo en Roncal no tienen escuelas infantiles, y por lo tanto “la accesibilidad es nula”, y afirma que con esto “queda latente el trabajo pendiente”.

 

Además, ha criticado que la “prioridad para algunos grupos del cuatripartito es el modelo de euskera”, y que “la gratuidad en este caso les da igual”.

 

Alberto Catalán (G.P. UPN) ha expresado que la situación educativa de Navarra “no es mala”, pero que “no se está cumpliendo lo prometido”. Ha afirmado que la oferta cubre la demanda, pero ha puntualizado que los presupuestos, salvo en este último curso, “han sido muy parecidos a los años anteriores, salvo en las convocatorias de los nuevos centros que no se ha hecho ninguna”.


Isabel Aramburu (G.P. Geroa Bai), ha señalado que se han dado pasos importantes en este ámbito, como la revisión del baremo de acceso y el nuevo sistema de tarifas, con el “gran esfuerzo presupuestario que esto supone”. Ha añadido que se han dado avances para ampliar la demanda lingüística, y ha puesto en valor “la recuperación de las ayudas para ampliaciones, remodelaciones y reformas de los centros”.



Miren Aranoa (G.P. EH Bildu), ha resaltado que “este ciclo es la base del sistema educativo” y subraya que “por primera vez en Navarra tenemos un Gobierno que reconoce el carácter educativo del ciclo 0-3”. Expresa que el Gobierno “va en buen camino”, ya que ha modificado las normativas en materia de tarifas, en materia de admisión, en materia de financiación de los centros de titularidad municipal.

 

Rubén Velasco (G.P. Podemos-Ahal Dugu), subraya que “la educación es una inversión a futuro y no un gasto”, y por eso ve necesario “aumentar la dotación presupuestaria para igualarnos con la media que se destina en Europa”. Recuerda que es “imprescindible garantizar el número suficiente de plazas, conseguir el carácter gratuito de este ciclo”, y expresa que aunque “no sea fácil, se está avanzando en este ámbito”.

 

Carlos Gimeno (G.P. PSN), reconoce que el Partido Socialista de Navarra aplaude la bajada de tarifas, pero afirma que todo “no va tan bien”. Ha expresado que el Gobierno “no invierte en formación”, y que “la continuidad del proceso de enseñanza y aprendizaje de un alumno o una alumna en una escuela infantil es fundamental”, refiriéndose a la gestión del Ayuntamiento de Pamplona de las escuelas infantiles.

 


Marisa de Simón (A.P.F. I-E), subraya las potencialidades que tiene este ciclo y que “conviene utilizar para el desarrollo de la sociedades”. De Simón expresa que “abordar las desigualdades de origen, intervenir en edades tempranas garantiza que se avance en la superación de las desigualdades de partida”. Ha reconocido que la disminución de las tasas ha sido un “logro importantísimo”, y subraya que Izquierda-Ezkerra aspira a que el 100% de los niños asistan al sistema público.