Saludo de la Presidenta

 

Mi aportación no es para estar, sino para ser: ser mujer comprometida y emprendedora, ser ciudadana solidaria, ser trabajadora y activista para construir el tan deseado cambio que transforme la cruda realidad de tantas y tantos. Un cambio que desde hoy mismo, que asumo la Presidencia del Parlamento de Navarra, lo dirijo a poner esta institución al servicio de toda la ciudadanía. Porque estamos aquí para dignificar las vidas de las personas.


Porque el compromiso individual es necesario, pero el compromiso colectivo es imprescindible. Apuesto por un transitar común entre las personas que vivimos en Navarra-Nafarroa, atendiendo las discrepancias como instrumento de posibles consensos y acuerdos en favor de las más precarias.


Estos tiempos convulsos necesitan de compromisos sinceros, sanos y diferentes que no tengan que ver con la lógica clásica de la política. Y con esta misma filosofía afronto mi andadura como Presidenta de esta alta institución de Navarra, el Parlamento.


Las circunstancias y el tiempo están de nuestro lado. El cambio ha comenzado, porque, sin renunciar al ahora, somos dueñas y dueños de nuestro presente. No es tiempo de excusas, sino de valentía y empoderamiento de la ciudadanía para dibujar un futuro y un horizonte lleno de diferentes colores, oportunidades, deseos y realidades.


Orain datorkigu beharrezkoa dugun aldaketa. Emakumeon eta gizonen ordua da beste politika bat egiteko aukera gure esku baitago. Nik, zuk,guk,guztiok… aldaketaren aldeko ibilbidea hasi dugu!!